Tajo de la U y Cuna del Boquete

Sábado, 22 de Febrero de 2020
Promotor: José Antonio y Luís

Comentado por José Antonio de la Hoz

Tajo de U -Cuna del boquete

 

(Diego, Elena, Antonio, Inma, Domingo,Inma, Mayte, Nacho, Ana, Antonio, Joaquín, Rafi, Mati, Luís, Manolita, Jose antonio, Mª Luz, Carmen, Gregorio, Fermina, Raimundo, Mª Angeles, Nala)

Descripción

Salimos a las 8.30 de la mañana en nuestro autobús de 19 plazas, aunque en Ventas de Zafarraya nos esperaban Joaquín y Antonio Bonifacio.  Además Domingo e Inma iban en coche.

Empezamos la andada a las 10.15 por el sendero de la Cuna del Boquete, el más largo de los dos que haríamos en lo largo de la jornada.  De inicio nos encontramos con una vereda muy inclinada que se iba comiendo rápidamente los 300 metros de desnivel de esta ruta. A la media hora, aproximadamente, llegamos a un collado desde el que disfrutamos de unas bonitas vistas de la Axarquía, destacando por su proximidad el pueblo de Canillas del Aceituno, en el que estuvimos la semana pasada para ascender a la Maroma.  Completaban las vistas  el Pantano de la Viñuela,  la propia Maroma y , muy diseminados, cortijos y chalets.

A lo largo de toda la ruta fuimos pisando hierba verde impregnada del rocío de la mañana y roca calcárea, dando lugar a un contraste que era un regalo para los sentidos. Tras el primer collado llegamos al Pico del Puerto o de la Corona a 1229 metros de altitud, que sería la máxima de la jornada. Allí disfrutamos de unas preciosas vistas de 360 grados, nos tomamos una fruta , descansamos y esperamos a que llegaran los rezagados.  Después de unos 20 minutos nos dirigimos al Morrón de la Cuna, para después girar a la izquierda y descender al pueblo. Allí una amable señora nos explicó que las pequeñas vías que veíamos eran de un tren que sigue en funcionamiento, cuya estación veríamos en nuestro desplazamiento a la siguiente ruta, la del Tajo de la U.

La segunda ruta empezó como la primera, con una fuerte pendiente por la que salvar los otros 300 metros de desnivel de la jornada. Esta era más pronunciada que la primera y también muy bien señalizada con flechas,  palos y balizas. Después de un primer tramo muy exigente llegamos al mirador del Pradillo, desde donde disfrutamos de una completa visión del Poljé y de las tres poblaciones que acoge; la ya mencionada Ventas de Zafarraya, Zafarraya y el Almendral. Después de una pequeña parada y tras las fotos de rigor, continuamos la marcha hasta la cumbre donde estaba el mirador del Tajo de la U, con una preciosa vista de las crestas de la Sierra de la Umbría de los Buenos. Después de comer y descansar unos minutos  bajamos unos metros para ver el agujero que atraviesa la cresta, conocido como la Cueva Orea, desde el que se ve la otra vertiente. Nuevamente hubo sesión de fotos y  tras la misma bajamos hasta el “bar del hijo de Bernabé” para comprobar que estaba cerrado. Ante semejante fiasco fuimos al “otro bar”, el de la Estación, donde dimos cuenta de las tapas de asadura y pescado regadas con cerveza Alhambra especial y vino de la tierra.

Pulse en una foto para ver la galería completa

« 1 de 5 »

 

Video Realizado por Naxo

Marcar el enlace permanente.

Un comentario

  1. Muy buena crónica Jose Antonio, como todas las tuyas. Da gusto leerte.

Deja un comentario