Cascada del río Dilar

Sábado, 17 de Septiembre de 2022
Promotor: José Antonio

Comentado por Mariano

Cascada rio Dilar

(José Antonio, Migue, Carmen, María,  M. Luz, José Luís, Lola, Guillermo, Rafa, Nacho, Ana, Antonio Martín, Antonio Escabias, Mariano,  Elena, Albertillo)

Dificultad: Baja
Tiempo: 3 horas
Distancia: 12 Km
Promotor: José Antonio

Descripción de la salida

Próximo el comienzo del otoño meteorológico iniciamos el calendario andarina y tal y como se acostumbra la cita es en el Cubo donde acudimos, citados por José Antonio de la Hoz, promotor y guía de la ruta. Destino la Cascada y Poza del rio Dílar

Nos distribuimos en varios coches y una vez en el pueblo buscamos la carretera de la fábrica de la luz y siguiendo esta llegamos al área recreativa del río. Allí, junto al merendero “Los Alayos” van llegando Migue con sus amigas Carmen y María, Mari Luz, José Luís, Lola, Guillermo, Rafa. Nacho con Ana. Elena y la joven promesa Albertillo, Antonio Martín, José Antonio, Antonio Escabias y Mariano.

Desde este punto iniciamos ruta, casi siempre paralela al río Pasada la zona de mesas y sillas el río se estrecha, aún con caudal resto del deshielo de las cumbres de sierra Nevada donde nace, casi a 3.000 metros de altitud, en los Lagunillos de la Virgen

Siguiendo por el camino de la Fábrica andamos paralelos al curso del río en sentido ascendente pasando junto a la Casa de Máquinas de la central eléctrica Nuestra Señora de las Angustias.

No llevamos aún 2 km de camino cuando llegamos a la toma de agua de una acequia. A partir de aquí habrá que cruzar el rio numerosas ocasiones donde habrá que mojarse sin más remedio. Avanzamos por un lado u otro del lecho. El agua nos acompaña casi siempre menos en un punto en que se asciende y pero no nos abandona el agradable ruido dela agua abajo, a nuestra derecha.

Rio Dilar

Hay que tener un poco de cuidado porque el sendero parece cortarse en un barranco. Dejando atrás una bifurcación que asciende al carril que llega directo al Canal de la espartera. A partir de aquí la senda se cierra algo debido a la vegetación y de nuevo la vereda nos obliga a cruzar por el agua haciendo el camino más liviano. Unas veces entramos en carriles que nos alejan de la ribera y otras nos introducimos en zonas donde la vegetación es más abundante obligándonos a ir agachados.

La recompensa final, la Cascada, aparece. Bonita poza de agua cristalina, muy fría, un lugar estupendo donde los más valientes se refrescan ligeros de ropa y el resto, los más, aprovechamos para reponer fuerzas con distintas viandas.

Cascada Río Dilar

 

El regreso lo hacemos por el mismo camino. Será un paseo con vista a los Atalayones de Dílar, Boca de la Pescá y la Cuerda del Trevenque. Se hace rápida la vuelta hasta el merendero Los Alayos, a la vera del río, ya no sabemos si por el apetito que se empieza a notar o por la intriga en degustar esa “escafandra” tan elogiada por José Antonio

Escafandra de cerdo, tomate aliñao, morcilla y patatas a lo pobre con su exquisita costra y huevos fritos fue el menú que rápidamente dispusieron y mas rápido engullimos.

Rio Dilar

Un día agradable, deseado y que confío sea el preludio de los muchos que nos quedan por compartir en esta temporada que ahora se inicia.

Sólo queda agradecer a José Antonio su buen hacer como guía ya que como cocinero no tiene igual. Y a Migue por su empeño junto a varios andarines para que el espíritu de la peña permanezca buscando toda clase de alicientes para que así sea.

Gracias a todos, nos vemos por esas veredas que la vida nos pondrá por delante.

Mariano

Pulse en una foto para ver la galería completa

Fotos de Mariano

« 3 de 4 »

 

Video Realizado por Naxo

 

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.