Ascenso al Chullo

Sábado, 7 de Marzo de 2020
Promotora: Carmen Moral
Comentado por Rafi

El chullo( Migue, Naxo, Tomás, Carmen Moral, Mayte, Araceli, Luis, Mati, José Luis, Diego, Elena, Lidya, Juan, Goyo, Fermina, Antonio Escobedo, Silvia, Joaquín, Rafi)

Descripción

El sábado 7 de Marzo de 2020 es el día en el calendario de la Peña Andarina para la ascensión al pico del Chullo. A primera hora de la mañana todos los andarines asistentes estábamos preparando nuestros equipamientos invernales para vernos a las 8:ooh en nuestro punto de encuentro, donde esperaba el micro-bus, tan micro que algunos peñistas se quejaban, debido sus largas piernas, del diminuto espacio de que disponían. Bromas aparte, iniciamos nuestro trayecto sobre 8:15 para llegar al Puerto de la Ragua (2.030 m) sobre las 9:30 más –menos. El itinerario comenzaba justo detrás del refugio-albergue ascendiendo por un cortafuegos. Nuestro primer plato fuerte es un cuestarrón de muy señor mío, aderezado de un helador y cortante viento que no invitaba a parar (menos mal que la subida no era demasiada larga).

Siguiendo el curso del cortafuegos llegamos al paraje conocido como de los Asperones, alcanzando un pequeño refugio-vivac a escasos metros de la cumbre del Chullo, situada a 2.613 metros sobre el nivel del mar, techo de la provincia de Almería, donde nos ofrecía unas magníficas vistas a la Hoya de Guadix y Marquesado del Zenete al Noroeste, no sin dejar de observar al fondo la Sierra de Baza y nuestro marco incomparable del Alcazaba y Mulhacén con sus “raras” caras Este.

En la cumbre tomamos un pequeño tentempié ya que el recio viento nos arrebataba las ideas, las tapas y las capas. Pronto iniciamos la marcha sin deleitarnos demasiado en el panorama ya que el clima no invitaba a contemplaciones. Todos sin excepción íbamos pertrechados intentando luchar contra la ventolera.

Iniciamos la vuelta cresteando hacia nuestra izquierda camino del cerro del Almirez, que dejamos a la derecha, descendiendo hasta Lagunilla Seca, que  hacía honor a su nombre, porque la verdad no se perfilaba ni una gotita de agua. Nieve sí que nos encontramos en bastantes zonas y sobretodo en las umbrías, alcanzando una profundidad sin exagerar de medio metro. Tuvimos que dar un pequeño rodeo capitaneado por algunos intrépidos andarines porque la nieve helada hacia peligrosa la marcha. Después alcanzamos una pista que nos hacía muy agradable el caminar unido a un clima más apacible. Era una gozada pisar la nieve más blandita, disfrutar del día e incluso podernos hacer las fotos de grupo.

En un altozano a mitad de camino hicimos parada y cada uno dio cuenta de sus víveres aprovechando la parte femenina para ir a visitar al señor Roca, quien en estas cumbres desoladas goza de amplias instalaciones.

Después de unos 15 km de caminata, sobre las 15:00 horas llegábamos a nuestro microbús, en el que algunos andarines se acicalarían (cambio de botas, quitar capas, no las tapas, ji,ji etc.) para enseguida emprender camino hacia el pueblo de la Calahorra donde a los pies de su castillo renacentista el restaurante El Castillo nos esperaba para agasajarnos con sus bebidas y sus tapas.

Emprendimos la vuelta a nuestra querida Granada sobre las 4:30 horas. Casi todo los andarines preferían echar una pequeña cabezadilla mientras el gallinero (hablaban de lo divino y humano) no paraba de dar la murga. Sobre las 17:30 horas nuestro microbús nos apeaba en nuestro lugar de origen, satisfechos de haber vencido al viento helador y compartir un día inimaginable, y cada andarín (mochuelo) para su casita (olivo), quedando emplazados para la próxima salida ………………… es un placer compartir con tod@s vosotr@s……

.!!!!!HASTA LA PROXIMA!!!!!!…………………..          RAFI

Pulse en una foto para ver la galería completa

« 2 de 5 »

Video Realizado por Naxo

Marcar el enlace permanente.

Deja un comentario