Circular por la Sierra de Parapanda

Sábado, 9 de Noviembre de 2019
Promotor: Antonio Martín
Comentado por Jose Mateo

Sierra de Parapanda

( Luis, Jose Mateo, Mª Carmen, Antonio, Jose Antonio, Lola, Jose Luis)

Descripción

En el Cubo a la hora convenida nos encontramos unos “pocos valientes” dispuesto a llegar a la cumbre de esta montaña, conocida por todos como “antenas de repetidor d señales de TV” .

En el pueblo de Illora recogimos a nuestro compañero Antonio que iba a ser nuestro guía, subimos con los coches hasta el punto de partida (Carril de Ramos). Preparamos nuestro equipos e iniciamos la subida por una pista favorable y con un poquito de “fresco”, atentos a las explicaciones pertinentes y entusiasmados por la inmensidad del paisaje, mirabas hacia un lado y casi se veía has la Sierra de Cazorla, mirabas para otro y veías el Poniente Granadino casi al completo. Ya estábamos caminando por “una llanura” en la cumbre y comenzamos a ver los primeros “seteros” que nos habían sorprendido en madrugar. ¡Ah¡ el día espectacular por claridad, temperatura, etc.. todo lo que os parezca para definir un buen día.

Sierra de Parapanda

Aquí recibimos la información de la cantera “de falsa pirita”, que allí había y que ya conocéis por fotos, desde allí divisamos el abigarrado “morrón” de torres, antenas parabólicas, etc. No obstante primero nos dirijimos a un punto de vigilancia del INFOCA. Tomamos una fruta o lo que cada unos quiso y después de hace las fotos de rigor incluida la de las antenas nos disponemos a iniciar la bajada. Bueno, tengo que decir, que antes tuvimos el placer de divisar parte de la provincia de Granada; para mí la novedad de ver “mi pueblo” desde otra perspectiva tan distinta, una maravilla mirara a derecha, izquierda, al fondo, etc.. entre comentarios uno llamativo al observar “la finca del duque de Wellington” con opiniones variadas.

Sierra de parapanda

Empezamos la bajada siguiendo las señales de un ruta recientemente realizada por el ayuntamiento, con algunas dificultades en su inicio tales que en un punto del recorrido parte del grupo se despistó; una vez que nos agrupamos, con la ruta mejor definida hicimos el descanso para el bocadillo (aquí aprovecho para deciros quienes íbamos: Antonio, Luis, José Antonio, Mari Luz, Lola, José Luis, Mari Carmen y José Mateo).

El camino de bajada muy bonito entre pinos nos llevó a la “Hoya del Berezal” donde encontramos dos grandes rebaños de ovejas, intercambiamos saludos con uno de los pastores, que ya nos dejó apartado borrego, cordero como prefieran para la navidad. En este trayecto recibimos la información de nuestro guía que un incendio por el año 1956 acabó con todos los pinos existentes de los que se libraron unos cuantos que nos señalo el lugar donde permanecen. Caminamos ya por pistas forestales dilucidando entre algunos si seria conveniente acortar el tiempo utilizando un atajo, finamente decidimos continuar por la ruta prevista, pasando por un amplio espacio que Antonio nos indico como un buen lugar para la setas y aun permanecían algunos buscadores aunque ya se había sobrepasado la una del medio día. Observamos desde allí una bonita vista de la localidad de Illora y otro espacio amplio denominado “Hoya de los Endrinos” curiosamente recorrida por las señales de un circuito de motos. Apuramos la marcha pues ya habíamos recibido la noticia de que la cerveza estaría acompañada de “36 tapas” motivo suficiente para justificar la aceleración, y como sin darnos cuenta, echando una última mirada al morrón y cumbre donde habíamos estado al dar vista después de una curva divisamos los coches y cada cual subió a su respectivo iniciando l vuelta al pueblo, ¡y hasta aquí puedo leer ¡….

Sierra de Parapanda

¡ Todo lo que puedo pasar después no merece aparecer en el relato de una salida de SENDERISTAS….

Pulse en una foto para ver la galería completa

« 2 de 4 »

Marcar el enlace permanente.

Deja un comentario