Acantilados de Maro

14 de Abril de 2018
Promotores: Nacho, Luís, Mati
Comentado por Nacho

Con una semana de retraso por culpa del tiempo nos reunimos en el Cubo un pequeño grupo de andarines/as (Loli, Araceli, Rafi, Inma & Lala, Luis, Mati y un servidor). Esta era una ruta que ya había explorado anteriormente y que tenia muchas ganas de compartirla. Salimos en dirección a la Cala del Cañuelo y tras un pequeño despiste en una rotonda finalmente conseguimos juntarnos en el parking indicado para iniciar la ruta.

Acantilados de Maro

(Nacho, Luis, Mati, Loli, Araceli, Rafi, Inma, Nala)

 DESCRIPCIÓN

Comenzamos a bajar por un sendero que sale justo al lado del panel informativo en el que se puede leer que nos estamos adentrando en el corazón salvaje de los Acantilados de Maro-Cerro Gordo dónde las plantas como el lentisco, el palmito o el arrayán conviven en estas empinadas laderas con el pino carrasco y otras especies poco comunes como el boj, el arto o el espino cambrón, el romero blanco o la siempreviva malagueña.

Al poco empezamos con las oportunas fotos de grupo que nos dejaran un bonito recuerdo con esas panorámicas de la Cala del Cañuelo y que continuaremos una vez tocamos la arena y el agua de esta parte de la costa.

Acantilados de Maro

Empezamos a saltar rocas una tras otra con cuidado de nos caernos pues el día anterior había estado lloviendo y aún permanecían bastante mojadas y resbaladizas. Tras este pequeño aperitivo de adrenalina emprendemos la subida de “aupa” entre rocas y frondosa vegetación. Una vez arriba podemos apreciar las hermosas vistas de todo el litoral malagueño con la población de Nerja al fondo.

Acantilados de Maro

De nuevo volvemos a iniciar otra bajada a una pequeña cala con el agua cristalina y en la que de nuevo aparecen las sirenas de la peña para inmortalizar su paso por este bello lugar. Continuamos caminando entre rocas y nos encontramos con la mayor dificultad de la ruta, un paso entre las rocas y el mar que más de una se debió acordar de mi familia pero que con ayuda de Luis pudimos sortear sin incidencias graves.

Acantilados de MaroPor fin agarramos una nueva subida por el barranco que nos conduciría a la Torre de la Caleta y que tras disfrutar un pequeño tentempié nos adentra en la frondosa vegetación del lugar y de aquí llegamos fácilmente hasta la famosa Playa Naturista de Cantarrijan.

Acantilados de Maro

Tras unas previas conversaciones se decide entre todos encargar un par de paellas en uno de los restaurantes ubicados en dicha playa (una de arroz negro y otra de bichitos) y que serian el premio indiscutible de este día.

Nadie quiso perderse la segunda parte de la ruta así que comenzamos a subir una antigua carretera que entre sudor y lágrimas nos llevaría al inicio del siguiente tramo circular que comienza junto al Restaurante Mirador de Cerro Gordo. Este tramo nos muestra durante todo el recorrido la localidad de La Herradura y la costa granadina, pasando además por el mirador por la Torre de Vigía de Cerro Gordo.

Acantilados de Maro

Para quitarnos algo de peso de las mochilas (verdad verdadera) decidimos hacer cuenta de esos bocatas que tan bien saben cuando el tiempo acompaña y tienes frente a ti paisajes tan hermosos.

Después Rafi nos dio un pequeño susto por que de repente empezó a sentirse mal, tal vez el calor y la falta de agua y… limonada (que anteriormente nos había dado a probar), pero por suerte se pudo recuperar y volver a continuar sin mayor problema.

Finalmente llegamos a Cantarrijan, nos zapamos las paellas y emprendimos la vuelta por el río de cañas pasando por fincas de aguacates y acabando de nuevo en el parking de inicio.

Acantilados de Maro

Gracias a todos y sobre todo a Luis y Mati que sin ellos no habría sido posible realizar esta bonita ruta junto al mar. Hasta la próxima compis.

Pulse en una foto para ver la galería completa

 

« 1 de 6 »

 

Video Realizado por Nacho

 

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario