Tocón de Quentar

27 de Enero de 2018
Promotora: Elena Sánchez
Comentado por Ana Ariza

Para el sábado 27 de Enero, nuestra querida andarina Elena nos preparó una maravillosa ruta por uno de los innumerables bellísimos parajes de nuestra tierra, EL TOCÓN DE QUÉNTAR. Fue una ruta circular con inicio y fin en esta pequeña pedanía de Quéntar de 89 habitantes, suponiendo que desde Enero de 2013, de donde procede el dato, no haya habido alteración, que muy probablemente la haya habido.

Tocón de Quentar

(Elena Sánchez, Ana Ariza, Araceli, Diego, Elena, Jose Antonio, Juan, Lidia, Inma Romero, Joaquín, Gemma, Carmen, Mercedes, Rafa, Lola, Migue, Pacoto, Mariano, Mati, Luís, Naxo, Jose Castillo)

 DESCRIPCIÓN

Bueno, empezando por el principio, quedamos en el cubo a las 8 de la mañana para coger el autobús que nos llevaría al destino, aunque algunos andarines prefirieron llegar a Tocón en sus propios coches.

Tocón de Quentar

Iniciamos la ruta y en la rotonda de salida a la autovía, sorpresa ¿para Tocón no había que desviarse hacia la izquierda? Pues no, nosotros nos desviamos a la derecha y yo confieso que fui intrigadísima para ver de qué manera se llegaba a Tocón yendo en aquel sentido de la vía, por una ruta que yo no conocía. Según pasaban los kms. pensaba que lo mismo íbamos al Tocón de Íllora, pero tampoco porque pasamos la salida a Málaga y nosotros seguíamos y claro, Los Tocones de Azua en la R. Dominicana nos quedaba un poco lejos. En fin, que seguí con mi intriga hasta que al pasar por El Molinillo, empecé a sospechar que el trayecto elegido por nuestro prudente conductor, iba a ser a través de La Peza, que la verdad, tiene una vuelta importante, pero en buena compañía y con hermosos paisajes, tampoco fue para tanto.

Así que tras una ruta inesperada y después de haber atravesado por La Peza, llegamos a Tocón poco antes de las diez de la mañana, donde nos unimos a nuestros pacientes compañeros que al parecer, llevaban unos cuarenta minutos esperando nuestra llegada y es que ellos habían optado por coger el camino más lógico partiendo desde Granada.

Iniciamos la ruta propiamente dicha cogiendo de primeras un camino equivocado, aunque nuestros avezados andarines enseguida se percataron del desliz y volviendo sobre nuestros pasos, retomamos el camino correcto.

Según avanzábamos ganando altura por el Barranco de la Cimbarra hasta llegar al Collado de la Cañadilla, iba apareciendo ante nosotros un cada vez más espectacular paisaje, que al tener el añadido de la nieve caída el día anterior, era más bonito aún de lo que suele ser habitual. Así que en este punto, decidimos disfrutar de un frugal tentempié y del entorno.

Tocón de Quentar

Tras esta pequeña parada, continuamos nuestra ruta bordeando el Puntal del Trompillo y cruzando el barranco de los Lastonares, para llegar al punto donde comenzamos la subida por la Loma del Toconal que nos llevaría a coronar el punto más alto de esta ruta y que no era otro que el Cerro Zujeiro, con sus 1968 m de altura. Hasta llegar aquí, yo personalmente, llevaba la memoria de mi cámara casi al límite, porque todo el camino fue una continua tentación de llevarte las imágenes que tenías ante ti, para guardarlas   y poderlas disfrutar después, pero según avanzábamos en la ascensión al Zujeiro, esta tentación iba en aumento, ya que a cada paso que dábamos, más bonitas aparecían las vista. Durante la ascensión también empezamos a notar el cada vez más intenso frío, aumentado por el viento, que paulatinamente nos iba paralizando las manos según las despojábamos de los guantes, cuando queríamos hacer una foto o cualquier otra cosa.

Desde la cumbre del Cerro Zujeiro, las vistas que aparecían, según nos lo permitían las nubes en su movimiento, de las cumbres de Sierra Nevada, eran impresionantes, así como la visión de la Sierra de Huetor, Sierra Mágina, Sierra de Cazorla… La pena fue que el intenso frío no nos permitió permanecer allí nada más que un corto espacio de tiempo y salir a toda prisa buscando parajes algo más abrigados que la desprotegida cumbre, así que iniciamos el descenso y la vuelta a nuestro punto de partida, teniendo alguna dudilla sobre por donde atacar la bajada pero finalmente, todo se resolvió satisfactoriamente.

Tocón de quentar

Llegados al Collado de las Alberquillas, hicimos una parada para dar buena cuenta de nuestros menús individuales, aunque al final se acaban poniendo ciertas cosas en común, como es el caso del chocolate y alguna cosilla más. Tras haber dado sosiego a nuestros estómagos, decidimos continuar con nuestra ruta y de nuevo surgió la duda de si coger en una u otra dirección, que finalmente se resolvió siendo fieles a la filosofía de Andarina, esto es, si hay duda en una encrucijada, nosotros cogemos la más tortuosa y difícil. Y así lo hicimos empezando el descenso por el Barranco de los Agustinos “To p´abajo” como diría Rafa, y dudando en algún momento por dónde coger para llegar a la pista que nos llevaría a Tocón. Durante este trayecto, nuestro compañero Mariano, sufrió un par de episodios de calambres musculares en las piernas, bastante dolorosos, que le obligaron a parar para aliviarlos con las consabidas cremas que solemos llevar en las rutas. poco después, llegamos a la pista que nos habría de llevar de vuelta a Tocón en paralelo al barranco de la Rambla.

Tocón de Quentar

Una vez en el pueblo, dimos fin a la aventura senderista como suele ser habitual en nuestra peña, Con unas buenas y fresquitas cerveza, o para alguno que otro, unas fresquitas coca-colas zero y con sus consabidas tapas, disfrutando relajadamente de la compañía de compañeros habituales en las rutas y de otros esporádicos, como en este caso pudimos disfrutar de la compañía de David Sánchez, que hacía tiempo que no nos acompañaba en las salidas y que supuso una agradable sorpresa.

Tocón de Quentar

Algunos, con compromisos musicales esa tarde, abandonamos la reunión un poco antes que el resto que siguió disfrutando del relax tras la maravillosa pero siempre agotadora ruta.

Muchas gracias a Elena Sánchez por haber hecho posible esta gozosa experiencia, por habernos guiado tan bien como lo hizo y por todas las molestias que le supondría su preparación para que todos pudiéramos disfrutarla. Y Gracias por mi parte a cada uno de los que componéis la peña y que hace posible que cada cierto tiempo podamos disfrutar de experiencias tan extraordinarias como esta y que de no ser así, yo no podría, GRACIAS COMPAÑEROS.

Como los escritores de postín tienen que citar sus fuentes, en este caso quiero agradecer su colaboración a un asesor geográfico infalible que ha acudido en mi ayuda, muchas gracias Rafa. Una imagen vale más que mil palabras, dice el refrán, y estoy segura de que las fotos con que Inma acompañará la crónica, aportaran todo lo que yo no soy capaz de transmitiros con mis palabras. Hasta la próxima ruta ANDARINES.

Pulse en una foto para ver la galería completa

« 1 de 6 »

 

 

Video Realizado por Nacho

 

Añadir a favoritos el permalink.

Un Comentario

  1. Araceli Pena Pinar

    No había tenido la oportunidad, hasta ahora, de leer el comentario de Ana.
    Estupendo tu comentario, Ana. Perfectamente descritos los avatares de la ruta.
    El video de Nacho, de profesional!!!, como siempre.

Deja un comentario