Por Huelva

Del 29 de Abril al 2 de Mayo de 2016
Promotores: David y Elena Sánchez
Comentado por Ana Ariza

POR FIN, el pasado puente de Mayo, la peña ANDARINA llevó a cabo un esperado y excelente programa de actividades por la provincia de HUELVA, que se gestó el pasado verano cuando un pequeño grupo de socios de la peña, entre los que se encontraba David Sánchez, hermano de nuestra Elena, realizó un fallido intento de atacar el Veleta. Fallido, ya que el tiempo se encargó de frustrar nuestro objetivo haciendo que nos volviéramos antes de alcanzar las posiciones y consolándonos de la frustración, con las tradicionales cervezas fin de ruta en el albergue universitario. Y entre cerveza y cerveza convencimos a David de que nos organizara un viaje por esa bonita zona de Huelva, en la que él vive y que conoce tan bien.

Y David cumplió con su compromiso ¡Y DE QUE MANERA! pues creo que todos los participantes de este viaje coincidimos en que hemos disfrutado cada minuto del mismo, gracias al trabajo y entrega del susodicho y, todo hay que decirlo , con la fraternal ayuda de Elena.

Sierra de Aracena

(Elena, David, Inma Andarina, Domingo, Loli, Manolo, Luis, Mati, Nacho, Jesús, Rafi, Migue, Ana Burgos, Paco Burgos, Heny, Angel, Lidia, Juan)

Pulse en una foto para ver la galería completa

« 1 de 13 »

Bueno, ya puestos en antecedentes de cómo se gestó el Proyecto, intentaré resumir lo mejor posible el desarrollo del mismo.

El viernes 29 de abril, era el día de partida hacia el pueblo de Aracena en Huelva y cada uno hizo el camino por su cuenta. Hubo quien, para aprovechar el día, partió por la mañana y los más lo hicieron por la tarde, pero el caso es que a las 10 de la noche, hora de la cena, y tras algún problemilla pronto solventado de adjudicación de habitación, todo el mundo estaba sentado a la mesa en el Hotel Era de Aracena esperando las viandas.

Quiero destacar el enclave privilegiado del hotel en el corazón de la sierra y rodeado de hectáreas y hectáreas de naturaleza donde lo que escuchabas eran los cantos de los pájaros cuando abrías la ventana y de noche, disfrutabas de un cielo cuajado de estrellas.

Una vez acabada la cena, pronto a la cama, que al día siguiente nos esperaba la primera ruta: ARACENA-ALAJAR.

El día 30, nos sirvieron un suculento desayuno a las 7.30 de la mañana y a las 8.15 partíamos en los coches particulares hacia las afueras de Aracena, de donde arrancaba el camino que nos llevaría en un recorrido lineal por una maravillosa ruta de aproximadamente 24 kilómetros de camino, que nos conduciría por el corazón del llamado Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, situado al norte de la provincial de Huelva.

Sierra de Aracena

Según nos íbamos adentrando en el trayecto pudimos disfrutar del paisaje característico de esta zona, consistente en grandes extensiones de suaves ondulaciones de verdes masas boscosas formadas por encinas, alcornoques, quejigos, castaños… así como matorrales de zarzas, aulagas y otras muchas especies que, por la época en que estamos, era un auténtico festín de flores de las que, personalmente, me quedo con la belleza que las peonías ponían en el paisaje. Pasamos por numerosas zonas de dehesa donde pudimos comprobar “in situ”, la cría del cerdo Ibérico que luego dará lugar a uno de los manjares más suculentos que uno pueda disfrutar como es el jamón Ibérico y a pocos km. de la denominación de origen más preciada de este producto, el pueblo de Jabugo, que más de uno visitaría y disfrutaría.

Sierra de AracenaSorprende el verde que proporciona la exuberante vegetación, que te envuelve e inunda todo el paisaje y que al parecer es debido a que las sierras paran los vientos húmedos que llegan del Atlántico y provocan gran cantidad de precipitaciones.

La totalidad del recorrido la realizamos por cañadas y caminos, casi siempre sombreados, que dan servicio a las numerosas fincas privadas, a menudo cercadas con muros bajos realizados en piedra y vigiladas por numerosos canes, que nos advertían ruidosamente para que no nos acercásemos demasiado a sus dominios.

FuenteheridosA media mañana pasamos por Fuenteheridos, donde repusimos fuerzas con algún alimento ligero y donde nos abandonaron dos componentes del grupo, Heny y Angel, debido a que a Heny le empezó a molestar una reciente lesión de la que, al parecer, aún no está totalmente recuperada.

Gracias a que contamos con el inestimable apoyo de Joaquín que llevaba su coche, la cosa se pudo solventar llamándole en auxilio y rescate de los afectados, partiendo el resto del grupo hacia Castaño de Robledo, donde estaba concertada la comida en el restaurante El Roble. En este último tramo, paramos a hacer unas fotos y a disfrutar del frescor que nos brindaba una paradisiaca zona del rio y a continuación acometimos la única subida del recorrido, que nos llevó hasta la ya ansiada comida.

Tras la agradable y rica comida, nueva escisión del grupo, abandonando una parte de los componentes y continuando como los últimos de Filipinas, inasequibles al desaliento, otros.

Castaño de Robledo

Pensábamos que esta sería la última división que sufriría el grupo pero, no. Aunque involuntaria, durante este tramo de aproximadamente una hora, un grupito de irredentos desobedientes entre los que me encontraba, se adelantó al guía y adelantó también el cruce que debíamos coger. Hasta que nos surgió la duda al llegar a un nuevo cruce y, nueva escisión, unos decidimos esperar al grupo y otros decidieron seguir uno de los caminos.


En fin esto fue cosa de un cuarto de hora, los primeros desandamos parte de lo andado y retomamos la vía correcta en pos de nuestros compañeros hasta llegar al punto en que nos recogía el autobús llamado Peña de Arias Montano, en Alájar. Nos sorprendió al llegar la belleza del lugar que sin duda, merece una parada más detenida, no solo para admirar el inmenso e impresionante paisaje que se divisa desde allí de la Sierra de Aracena, si no también para explorar las grutas que existen en la misma y donde hay vestigios de asentamientos de la edad de bronce; de las culturas celta, romana… pero el tiempo no daba para más.

Tras subir al autobús y recoger en la carretera a los últimos rebeldes, continuamos hasta el hotel donde luego del aseo pertinente, cada uno partió a explorar el pueblo y entorno y tomar cervecita en alguna de sus agradables plazas, siendo la zona del castillo en la que muchos coincidimos para visitar.

Cena en el hotel y descanso para reponer energías ya que al día siguiente nos esperaban las playas de Huelva, concretamente entre MAZAGON Y MATALASCAÑAS.

El día 1, como el anterior, a las 7.30 de la mañana un nutritivo y energizante desayuno y en torno a las 8.15, partida en los coches particulares hasta la zona del polígono industrial de las afueras de Aracena donde esperaba el autobús para trasladarnos a las playas de Huelva, excepto Joaquín y Ana que por circunstancias especiales, se trasladaron en su propio coche.

Senderismo Playas de Huelva

Pequeña parada para contemplar desde la carretera las minas de Riotinto y continuación de la ruta hasta Mazagón para iniciar la caminata por la arena que, la bajada de la marea, dejaba bien compactada y hacia que el andar sobre la misma fuera bastante cómodo. Aunque decía David que no habíamos tenido suerte con las mareas, pues lo ideal es que estén bajas y nosotros las cogimos altas, lo cierto es que disfrutamos mucho con la belleza de las playas de esta zona y con su peculiar paisaje de dunas llegando hasta ellas.

En principio, estaba programado hacer los 30 km que hay entre Mazagón y Matalascañas, pero al final y por consenso, se decidió hacer aproximadamente la mitad y salir a la carretera en busca del autobús que nos acercaría el resto del camino hasta la Playa de Matalascaña. Esto nos permitió atravesar a pie durante unos 20 minutos, las preciosas dunas de arena y vegetación, sobre una pasarela de travesaños de madera , que según nos dijo David, aislaban del potencial peligro de una picadura de alacrán o serpiente más o menos venenosa que hay por aquellos lares.

Playas de HuelvaAl llegar a Matalascañas y bajo la agradable sombra que nos proporcionaba una cubierta de ramas en una plazoleta mirando al mar, disfrutamos de la comida que cada uno llevaba y compartimos un rato de relax incluyendo un rico café cortesía de Juan.


Aldea del RocioA las 5 el autobús partió hacia la aldea del Rocío para visitar el lugar y disfrutar de esa parte de la marisma en el parque natural de Doñana, haciendo algunos una visita con la empresa encargada de las mismas al interior del parque y centro de visitantes. Una pena la poca zona inundada debido a las pocas lluvias que ha habido este año.


Tras la visita vuelta al hotel donde se disfrutó de una reparadora cena y luego se compartió y disfrutó un rato de charlas y copas como anticipo a la despedida del día siguiente.

Y esto va tocando a su fin, para el día 2, estaba programada una visita a la Cueva de las Maravillas que tras diversos avatares, se había concertado a las 11.30. Cada uno se va levantando a su aire y el desayuno va siendo un chorreo al libre albedrío del personal y limitado por la hora del comedor que eran las 10.30.

Pueblo de Aracena

A las 11.30 se realiza la visita a la Cueva que es una verdadera joya geológica y en la que creo, todos nos acordamos de Rafa, que seguro nos hubiera deleitado ampliando la información que nos proporcionó la guía. Durante la visita uno de nuestros compañeros, sufrió un desagradable incidente, al confundirlo la guía con el componente de otro grupo que iba haciendo fotos, pero creo que al final él se encargó de aclarar con ella el malentendido y todo quedó resuelto.

Y ya a partir de aquí, cada uno organiza la vuelta según sus deseos y necesidades y con el deseo de un buen viaje para todos.

Al principio dije que iba a intentar resumir. Creo que no lo he conseguido. Tampoco sé si he conseguido transmitir una parte de lo que ha sido este viaje, aunque lo he intentado, pero si en algo tengo especial interés es en destacar el trabajo y esfuerzo de DAVID y de ELENA para que todos hayamos podido disfrutar de unos días que para mí y creo que para todos, han sido magníficos. Así que unas enormes GRACIAS a los dos y a todos los demás por hacer que este viaje haya sido tan bonito y quedamos a la espera de la siguiente salida a ver por qué maravillosos caminos nos lleva.

Aracena

Pulse en una foto para ver la galería completa

« 1 de 13 »

 


Añadir a favoritos el permalink.

6 Comments

  1. De casualidad me he vuelto a topar con la crónica de la salida a Huelva y, desde la ultima vez, he visto que algunos compañeros han tenido unas bonitas palabras para mi relato y, como nunca es tarde, Muchisimas gracias por vuestras palabras a los que no os había respondido.

  2. Pingback:Javier Mediana | Peña de senderismo Andarina

  3. Estupenda descripción de lo vivido. Gracias Ana

  4. Da gusto leer una crónica tan bien narrada, gracias por compartirla Ana. Las fotos de Inma muy bonitas.

  5. Que amplio y entretenido comentario de nuestra salida a Huelva. Te ha quedado estupendo, no te preocupes, no se podía resumir más.

Deja un comentario